Surfset: Aprende a hacer surf en el centro de Madrid

La idea tradicional que tenemos de unas vacaciones es la de hamaca y sol. Pero si bien este plan puede ser ideal para despejar la mente, no está tan claro que sea beneficioso para el cuerpo. Así, cada vez hay más personas que unen la idea de bienestar y placer, para  optar por vacaciones diferentes, por ejemplo, realizando un curso de surf en la playa.

No hay que olvidar que el surf es una actividad que genera un gran bienestar emocional, ya que ayuda a centrarse en el momento, al más puro estilo mindfulness,   pero también tiene grandes beneficios físicos. Algunos de ellos son el fortalecimiento general de la musculatura, la reducción del tejido adiposo y, por supuesto, una mejora de nuestro equilibrio y coordinación.

Pero, ¿qué pasa cuando la escapada se acaba y se vuelve a la ciudad? ¿Tenemos que olvidarnos de surfear de regreso al asfalto?

Esto es lo que quiere recuperar una clase de Surfset, la capacidad de seguir surfeando, también en la ciudad, gracias a la primera tabla en el mundo diseñada para simular las exigencias físicas del surf, sin necesidad del agua, y que ha supuesto una revolución en el mundo del fitness.

La diferencia de hacer surf en el gimnasio

La primera diferencia entre el Surfset y el surf es que puedes practicarlo todo el año y que, obviamente, no tienes que estar pendiente de la meteorología, ni existe ninguna limitación con el lugar en el que vivas. En este sentido, si bien la práctica del Surf Fitness, o Surfset empezó siendo popular en Estados Unidos cada vez gana más adeptos en España.

De hecho, esta idea surgió en 2012 de la mente de Mike Hartwick, ex jugador de hockey y aficionado al surf. Quizá por ello la práctica del Surfset se empezó a hacer popular en redes sociales a través de personajes públicos que se unían a esta propuesta de ejercicio, tales como Paula Echevarría o  Kira Miró.

La idea es que las tablas tienen por debajo unas bolas que simulan la sensación del oleaje, de forma que se pueda trabajar igualmente con el peso del cuerpo y la creación de posturas sobre la tabla. Eso sí, con la seguridad de que no vas a caerte al agua y que tampoco encontrarás rocas, animales marinos peligrosos, ni nada parecido.

Otro de los beneficios del Surfset es la posibilidad de mejorar la técnica a través de clases con un entrenador personal, así como la posibilidad de apuntarse a clases en grupo, lo que permite compartir la experiencia con un mayor número de personas. Y es que el principal beneficio del Surfset es que no solo es sano, sino que sobre todo es muy divertido.

Diferentes ejercicios

El objetivo es combinar los beneficios de cardio, fuerza y equilibrio en un único entrenamiento, lo que significa un mejor acondicionamiento aeróbico, una fina construcción muscular, aumento de la fuerza del CORE, agilidad, potencia, estabilidad, flexibilidad y equilibrio.

La clave del Surfset está en que al contrario del surf, donde hay que estar pendiente de más factores (como la propia ola), te puedes centrar en realizar diferentes movimientos o ejercicios. Así, este tipo de tabla para el asfalto permite realizar diferentes programas. Entre los más destacados están algunos como el ‘balance’, que inspirándose en el yoga permite mejorar la estabilidad y la flexibilidad. También se puede optar por programa ‘build’, destinado a la resistencia, o el programa ‘burn’, que permite quemar grasa corporal y tonificar. Por último, el programa blend, permite combinar todos los anteriores en una verdadera sesión de surf.

Son muchos los motivos para probar la experiencia Surfset en Move (todos los martes y viernes) y muy pocas las excusas para no buscar un rato de bienestar, en el que sobre todo no te olvidarás de disfrutar.

Tags:
,


X